Bloody Sunday

Cartel de la película

Ficha:

Dirección y guión: Paul Greengrass.
Países: Irlanda y Reino Unido.
Año: 2002.
Duración: 107 min.
Interpretación: James Nesbitt (Ivan Cooper), Tim Pigott-Smith (General Ford), Nicholas Farrell (Brigada Maclellan), Gerard McSorley (Lagan), Kathy Keira Clarke (Frances Cooper), Allan Gildea (Kevin McCorry), Gerard Crossan (Eamonn McCann), Mary Moulds (Bernadette Devlin), Declan Duddy (Gerry Donaghy).
Producción: Mark Redhead.
Música: Dominic Muldoon.
Fotografía: Ivan Strasburg.
Montaje: Clare Douglas.
Diseño de producción: John Paul Kelly.
Dirección artística: Padraig O’Neill.
Vestuario: Dinah Collin.
Estreno en USA: 25 Octubre 2002.
Estreno en España: 21 Febrero 2003.

Análisis y crítica personal:

Una vez más, la gran pantalla retrata un momento histórico, en este caso de la historía de Irlanda, de su independencia, del IRA, del ejercito inglés, y de un momento, que sin dudarlo mucho fue el desencadenante de una guerra civil.

Mirando un poco atras, recordamos que entrados en la segunda década de los 90, Irlanda se independizará, exceptuando 6 condados del Ulster (perteneciente a Irlanda) que decidirán continuar dependiendo de la corona británica, con ello unos años más tarde, en 1925 se fijará una frontera, y como la mayor parte de la población de Irlanda del Norte es de carácter protestante lo interpretaron como “fastidio” por parte de los ingleses.

Pasan los años y en 1948, el estado libre, se convierte en República, mientras que los británicos ratifican a Irlanda del norte como parte integrante de su pais. 7 años después y tras años de diplomacia inservible, algunos comandos del IRA (Irish Republican Army) es decir el Ejercito Republicano Irlandés (ilegal bajo el mando británico) comenzará una oleada de atentados para conseguir la unificación de las 2 irlandas.

A partir de 1965, la Iglesía Católica de Irlanda del Norte emprende una campaña a favor de los derechos civiles de los protestantes, desde ese momento se producirán atentados, asesinatos, y disturbios continuos en diferentes puntos geográficos del entorno.

En el 69, a punto de entrar en la década de los 70, Gran Bretaña envía a sus tropas a controlar Irlanda del Norte, lo que provocará enfrentamientos más arduos aun si cabe, y la unión de más jóvenes al IRA.

Llegamos a 1972, a Stormont un pueblo cercano a Belfast, donde trascurre la película que os relato “Bloody Sunday” (Domingo sangriento). Aunque la interpretación se lleva a cabo mediante actores y actrices desconocidas a nuestros ojos (la mayoría trabajan en series de televisión, programas, etc..), la actuaciín de algunos como James Nesbitt me ha parecido espléndida, el joven Dubby deja algo que desear en la suya, por ejemplo. La película se centra en 4 personajes principalmente, a destacar: Ivan Cooper (James Nesbitt) líder de los defensores de los derechos civiles, un hombre cargado de idealismo, dialogador y pacífico hasta el extremo. Gerry Donaghy (Declan Duddy), un joven rebelde católico de 17 años, que quiere casarse con una protestante. Patrick McLellan (interpretado por Nicolas Farrell), el superior de mayor rango encargado de frenar los disturbios de la manifestación, y el último un joven operador de radio, en el destacamento de paracaidistas.

La película tiene una fotografía muy cuidada, y causa un impacto tanto visual como emocional muy fuerte, con escenas muy duras, prescindiendo de imágenes viscerales. El montaje está en su mayoría realizado a base de cambios de plano utilizando la técnica de fusión en negro para saltar de plano, y en este caso de escena, creando de esta manera un cierta sensación de intriga, que se va conviertiendo en angustía con el paso del tiempo. No duda tampoco en pasar a un “hand to hand” (cámara “a mano”) de cámara en escenas de revueltas, y barridos rápidos en los escenarios de los altercados, durante la manifestación y las persecuciones.

La historía narrada es verídica y simple, Ivan Cooper, organiza una manifestación por los derechos civiles de la población, a nivel local, la cual pone de acuerdo a muchos sectores de la población para marchar en una protesta pacífica. Incluso el IRA parece no querer jugar sucio en este movimiento de los civiles.

Por su parte, los inglesés arriban con ordenes muy claras “demostrar e imponer si es necesario la autoridad pertinente”, y vienen con los ánimos caldeados, de recibir en los ultimos meses encerronas, ataques de guerrilla y algunas asesinatos por parte del IRA a sus tropas.

La parte central de la producción se centra en el desfile de la manifestación hacía el punto concretado, la masa social continuamente vigilada y controlada por diversos destacamentos del ejercito de la Reina, en su desarrollo algunos manifestantes se desvian hacía el Ayuntamiento donde se iniciarán pequeños enfrentamientos con los soldados, que acabarán en tragedia.

Un final no más triste y duro que la realidad, con un mensaje y una moraleja muy clara, ese día no fue el de la creación del IRA (ya venía, como hemos contado de mucho antes), ni el comienzo de la violencía en Irlanda, ni el comienzo de nada. Ese día se convierte en el desencadenante del odio, la represión, la ira (y del IRA, como grupo guerrillero).

Bueno, pues espero que os guste, ¡ah!, se me olvidaba, desde aqui podeis bajarosla con vuestro eMule.

Más datos en: La Butaca, en la productora (inglés) y en IMDB (inglés).

Y ya para terminar confesaré que junto con el cine y la fotografía, los carteles de cine son una mezcla perfecta de los dos anteriores con otra de mis debilidades, la publicidad, y aunque desgracidamente los carteles de cine actuales no tiene ni un tercio de calidad visual que los de las películas “mitico-clásicas”, de vez en cuándo aparecen algunos ejemplares, es el caso del cartel para el festival de Berlín 2002 (y otros) de Bloody Sunday. Una maravilla.

Zen Touch Pad

Este es el Zen Touch Pad de Creative

He puesto la imagen reducida a escala real de lo que ocupa. Llevo ya algunos días con él y la verdad que no me ha desilusionado. Lo compré buscando un reproductor de gran capacidad, y recuerdo qué mis dudas estaban entre un de Philipps (no recuerdo cual), el iPod Mini, el Zen micro (también de Creative) o este. El Philipps lo descarté rapidamente, luego estaban el iPod y Zen Micro Vs. Zen Touch, este último, el qué me he comprado, tiene entre 14 y 16 Gb más de capacidad que los anteriores (dispone de 20 Gb), sus dimensiones son más o menos similares, y su peso es el doble que el Zen Micro y 50g que el iPod…aunque esto tampoco me importa mucho, vaya andando o en coche no me resulta molesto llevarlo.

La “barrita” central simula el sistema del iPod, es una superficie como la que tienen los portatiles que la convierten en un menu tactil con el que desplazarte arriba y abajo por los menús, es algo complicadillo hasta que le pillas el truco. Otra de las cosas qué me hizo decidirme además de evidentemente el precio, me ha costado 245€ comprandolo en Pixmania (quienes me han regalado 20 revelados de foto digital gratis que aun no he usado) ha sido la duración de la batería de lítio qué dicen dura más de 24 horas de reproducción contínua, no lo se la verdad, pero llevo casi 10 días utilizandolo y aun no he tenido que recargarsela ;)

Los menús son bastante navegables, ya que te permite seleccionar mediante albums, arístistas o géneros, además de crear listas de reproducción por supuesto. Reproducción aleatoría, simple, loops, ecualizadores….y una calidad de sonido sorprendente, muy, muy buena.

La peor característica que lo encuentro, es que si lo enchufo mediante USB a cualquier PC, ¡no lo reconoce como HDD extraible!, cosa qué no me ha gustado nada, ya que si te vas a casa de un amigo, no te vas a llevar el CD de los drivers…aunque bueno, quizás dentro de poco saquen alguna actualización de firmware o algo.

Viene con unos auriculares y una cómoda funda negra de creative con la que te lo puedes colgar al cinto (no es mi caso). En resumen, si quereis compraros un reproductor de gran almacenamiento no mireis solo el iPod, hay alternativas y muy buenas.

Un saludote.

Drugstore Cowboy

Vuelvo con otra película de cine independiente, aunque algunas veces me pregunto porque no hablo de actualidad cinematográfica como otros colegas

Ya algunos me habían dicho que “Trainspotting” (1996) era una renovada historía moderna de “DrugStore Cowboy” (1989). Trainspotting me marco y en parte creo que por su originalidad, no en el tema, si no más bien en el tratamiento del tema. Después de ver la película, “DrugStore Cowboy” puedes sacar muy diversas conclusiones, “me ha gustado”, “demasiado paranoica”, “demasiado triste”, “es una historieta”, “muy dura”…se debe a que la película mezcla distintos aspectos, y depende mucho de tú estado de ánimo para que la veas con unos ojos o con otros (por eso dentro de un par de meses la volveré a ver).

Esta película fue galardonada con más de 10 premios nacionales en el año 1990 y un premio internacional en el festival de Berlín. Dirijida por el famoso Gus Van Sant que le recordamos de títulos como “El indomable Will Hunting“, “Psycho.” o el reciente film-documental (muy, muy bueno) “Elephant“, también podemos verle un guiño como actor en la alocada comedía de “Jay y Bob el silencioso contraatacan”.

En cuánto al reparto tenemos a dos joyas de la juventud de los años 90, Matt Dilon (con una amplisima filmografía como actor) interpreta a Bob Hughes el jefe de la banda, mientras que Kelly Lynch (hace no mucho los ?ngeles de Charlie…) de su novía y de miembro de la banda. Los otros dos miembros de la banda son James Le Gros (Pysco….) y la guapa Heather Graham de la que podeis ver una foto y recordarla de pelis como “El gurú del sexo“, “Lost in Space“, que yo recuerde a esta chiquita.

La película narra la historía en 1971 de estos 4 personajes, que forman una banda de atracadores de farmacias, no atracan por dinero, si no por drogas, por saciar su mono a la heroína, robando todo tipo de relajantes, psicoestimulantes y todo lo que se puede imaginar.

La marihuana y el ácido estaban siendo substituídos por otras sustancias, y los chicos de la calle se chutaban ahora con metedrina, morfina, dilaudid, cocaína, heroína o cualquier otro barbitúrico, narcótico, alucinógeno o lo que fuese que pudieran conseguir, a través de algún camello o bien yendo directamente, como Bob y sus amigos, a atracar alguna farmacia para hacerse con ellos.

Portland, ciudad de Gus van Sant, es el escenario donde Bob, su mujer Dianne (Kelly Lynch), su amigo Rick (James Le Gros) y la novia de éste, Nadine (Heather Graham) llevan a cabo sus primeros golpes, una ciudad gris y deprimente

a la que Bob regresa cuando decide recuperar su vida y abandonar el mundo de la delincuencia y la drogadicción a cambio de una vida considerada “normal”.

Esta realidad en la que Bob aspira reintegrarse no es muy esperanzadora, de hecho es tan horrible como para justificar el intento de evasión de algunos jóvenes en la fácil salida que los fármacos y las drogas les proporcionan, en esos instantes en los que conocen con certeza su destino de felicidad inmediata, escrito en las etiquetas de los frascos de pastillas, un destino con el que algunos se conforman sin considerar otras posibles vías de salida, puesto que pensar en ellas es un frustrante e inalcanzable sueño. Ambas realidades son espantosas, una por los peligros que conlleva, un constante pulso mantenido con la decadencia y la muerte, y la otra por la triste agonía en una realidad en la que un duro trabajo apenas da para pagar el alquiler de una habitación fría y deprimente.

Gus van Sant retrata el mundo de la drogadicción sin entrar en sentimentalismos ni en moralinas banales. Su film es un retrato duro y directo sin necesidad de serlo explícitamente, que impacta tanto al espectador como cualquier visión de la parte más sórdida y cruda del mundo de la drogodependencia. Por último destacar la aparición de William S. Burroughs, escritor norteamericano conocido por su dependencía a la heroína, este aparece

en el ocaso de sus días, interpretando al predicador Tom, personaje que había introducido a Bob en las drogas y a quien éste encuentra en el centro de rehabilitación de metadona en el que está ingresado. Burroughs interpreta un papel que bien podría ser el de sí mismo, la figura ya decadente de un anciano que se resiste a renunciar a algún “viaje” esporádico y que aún mantiene la lucidez de miras que le permite reflexionar sobre el verdadero interés que según sus palabras tiene la ultraderecha en la existencia de este submundo. Burroughs/Tom manifiesta que, en un futuro no muy lejano, la histeria antidroga servirá como pretexto para la implantación de un aparato policial internacional, mensaje que desde luego se ha ido cumpliendo y que obliga a cuestionar tanto las metodologías de lucha o de información y concienciación social, como la adjudicación de las responsabilidades a los verdaderos culpables y no de hecho a las víctimas.

Y perdonad por el desorden de la crítica, pero no soy ningún profesional, ya para terminar, como opinión personal, si os gustó Trainspotting, no os la perdais (si no visteis Trainspotting, tampoco os la perdais :P)

Editado: hacer click aqui para bajaros la película del eMule ;)

Viviendo sin límites

Aunque el título pueda sonar a qué estoy predicando el “carpe diem” no os equivoqueis, se trata del título de una película, que hace 2 años no pude terminar de ver en casa de mi amigo Victor, ‘el Botas’. La película ya desde entonces me dejo intrigrado porque cuenta una a una 3 historias paralelamente, que al final de la película se unen y resuelven el entramado.

La trama trata de una chica de supermercado, Ronna (Sarah Polley) y su amiga Claire (Katie Holmes, que algunos recordarán de, ¿Dawson crece podía llamarse?) que la ayudará. Por otro lado Simon conduce un coche robado con su colega Marcus en una noche de fiesta sin límites, dónde también dispararán a unos puteros. Adam y Zack, una pareja de estrellas de la televisión, se encuentran en medio de una escalofriante cena de Navidad y son acosados por la policía. Al final las 3 historias se unen con un denominador común: las drogas.

Fue la tercera película dirigida por Doyg Liman después de Swingers.
A sus protas les recordamos en diversas pelis asi Katie Holmes (Comportamiento perturbado), Sarah Polley (eXistenZ), Jennifer Love Hewitt (Aún sé lo que hicisteis el último verano), Neve Campbell (Scream) o Jay Mohr (200 cigarrettes). Evidenciando una clara mezcla, de suspense y acción.

También esta película me ha gustado mucho, estoy en racha :), para bajartela puedes hacer click aqui si tienes el eMule

Corre, Lola, corre

De nuevo una película recomendada por Lucas (al fin funciona su web en FireFox :D ), se trata de una producción Alemana, traducida como “Corre, Lola, corre”.


Se trata de una película de Cine Alemán alternativo, surrealista, y con una dirección de Fotografía y unas banda sonora que me ha encantado. La película te hace estar en tensión contínua, pensando, te deja adelantar el futuro pero con mucha incertidumbre, en resumen, me ha gustado mucho y la recomiendo :)

La noche de los lápices

La Noche de los Lápices es una producción Argentina de 1986 que narra el secuestro y desaparición de estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata, que habían luchado en defensa de un boleto estudiantil, manifestandose.

La película no puede ser más verídica (según me ha dicho mi coleguita Argentino), y desde luego es dura y cruel. La historía se centra, dentro de los desaparecidos, en las vivencias de un grupo de amigos en un carcel clandestina, y en su protagonista ‘Pablito’ (uno de los pocos reaparecidos…). Recomendada

Making off

Pues la bitácora ya está lista al 95%. Después de cambiar el logo, quitar el Nofollow, añadir un sistema de anti-spam, modificar las plantillas, y añadir algunas especificaciones personales al código, creo que ya está listo para arrancar.

Aunque faltan algunas traducciones (que no logro localizar), y aunque me gustaría meterle algunos plug-ins más (editor de posts, imágenes en categorías, “minipost”…) y me faltan algunos retoques gráficos he decidido comenzar a meter contenidos, y más adelante me seguiré ocupando del aspecto.

Para comenzar voy a rescatar (a mano) algunos de mis posts del blog anterior que me gustaría tener aquí, y tras eso, la semana que viene comenzaré a darle vida, o a intentarlo. También tengo que hacer redirecciones, cambiarme en directorios, más trabajo.

Lo dicho, que comience la post producción.

Tres, dos, uno…¡acción!

Bueno, bueno. Aquí estamos, en un nuevo blog, o una nueva bitácora, como querais (la RAE acabará aceptando la palabra ‘blog’ en el diccionario, ya vereis).

Por si algún novato depistado ha llegado hasta aquí y no me conoce, que sepa que este blog es la versión 2.0 de mi anterior blog (1.0, evidente), el cual podeis seguir visitando.

He pasado de Mlog a WordPress, quién por cierto está causando un revuelo, a causa de su ya conocido SPAM. Esta claro que la popularidad te tienta hacia los caminos del sendero oscuro.

Bueno, ahora listemos las cosas que tengo pendientes en el Blog:

Editado:

– Nuevo diseño, theme, layout, como querais… [No hecho, pero de momento me conformo así]
– Nuevo logo [No es una maravilla, pero de momento también me vale]
– Un plug-in contra el spam [Puesto y funcionando]
– No me he fijado si lleva NoFollow, pero me temo que si. Quitarlo. [Lo tenía, atributo Nofollow eliminado de los comentarios]
Migrar enlaces, y categorizarlos.

Y, las categorías, algunas surgiran por la marcha, pero me gustaría comenzar con lo siguiente:

– Actualidad
– Internet
– Buscadores
– Publicidad
– Cine
– Fotografía
– Baloncesto
– Personal

Ya llegarán más…

Por último decir también, que el blog ahora está alojado en un nuevo servidor virtual que he adquirido. Repito si alguno de mis conocidos, bien sea por el blog, foros, etc le interesa un subdominio y unos megas para su blog, no hay problema, que me escriba a Spacebom.notspam@gmail.com (.notspam se quita, claro).

Bueno, a ver que tal se da la cosa.