Meme: Creando una historieta

El funcionamiento es el siguiente, yo voy a inventarme un fragmento de una historieta y se lo voy a pasar a una persona. Esa persona deberá continuar esa historia y pasársela a otra persona y así sucesivamente (elegid bien su destino ya que si esa persona falla se termina la gracia). Bien, hasta aquí la cosa está clara y es fácil, incluso me suena haber visto algo parecido aunque no podría jurarlo. El añadido es el siguiente: cada persona que reciba el nuevo fragmento recibirá además cinco palabras las cuales deberá incluir en su relato.

¿Todo entendido?, ¿estáis preparados?. Allá va:

Faltaban apenas unos minutos para que dieran las seis de la tarde. Era un día atípico de invierno: no hacía frío, no había niebla, parecía que la primavera estaba cerca. Sin embargo en aquel momento el ambiente parecía más gélido de lo que aparentaba ser, quizás fruto de los nervios quizás de la vieja calefacción de la casa. Mientras presionaba el botón de encendido de su computadora personal su brazo izquierdo se estiraba hacía el bolsillo de la camisa para coger el paquete del tabaco.

Las cinco palabras clave que deben aparecer en la continuación son: Informática, Mercedes, Nieve, Cerveza y funeral. Y la persona a la que la paso el relevo: Andrés Nieto ;).

De momento la cosa va bien, Andrés no me ha fallado:

Bastó una calada para recordar las palabras del médico – Si sigues fumando en 2 años tendrás un 45% de probabilidad de muerte, por favor, posponga su funeral -, unas palabras duras pero que acompañadas con las mirada serena del médico influían tal miedo que te hacía, como mínimo, plantearlo. Decidío apagarlo y aprovechar el arranque de Windows XP para ir a la nevera a buscar una cerveza. De vuelta con la cerveza en la mano, fria como la nieve, pensaba en la Informática y en lo que le había cambiado la vida. Tenía 26 años, jefe de proyecto en una de las mayores empresas de su ciudad, responsabilidades, un suelo a juego con ellas, era la típica persona que infunde respeto únicamente por entrar en una habitación. Además tenía a su lado a la mujer más fantástica del planeta, guapa, simpática y que además compartía su mayor afición, la informática. Mercedes era la mujer de su vida, y él el de la suya.

Y le ha pasado el testigo a Guillermo Carvajal (Labrujulaverde.com) que al igual que Andrés lo ha recibido (y pasado) con estilo. El relato continua así:

No obstante le molestaba de ella que siguiera trabajando en aquel programa de telebasura, como si no fuese capaz de proyectar su ingenio sobre algo menos trivial. Ahora estaba en Mallorca rodando no se que anuncio, debe ser algo sobre detergentes. Mira que antes todo se lavaba con ajax y listo, mi madre se cansaba de frotar para limpiar mis calcetines, embarrados después del partido en el patio del colegio. Recuerdo una vez que encontramos un escorpión, el Nete y yo, escondido bajo un ladrillo en la obra del campo de fútbol.

Actualización

EL meme sigue vivo gracias a CriandoCuervos

Eran buenos tiempos cuando podías jugar por Madrid casi en cualquier parte. Aun no habíamos llegado a este caos urbanístico, los vecinos se conocían y te saludaban por calle. Ahora es una ciudad donde encontrar paz es tan difícil como que un pez recuerde lo que comió ayer. Tampoco tendrá que pensar demasiado, en el menú solo tienen pescado y pescado. El caso es que aun tenia un viejo álbum de de fotos con los amigos de la infancia, algunos recuerdos de las vacaciones y fotos que le robo a su abuela antes de morir y los buitres cayeran sobre la carroña para heredar. Parecía una eternidad que había pasado aquello. Cuando volviera Mercedes lo verían juntos, sabia que se reirían mucho de la fotografía de su abuelo con el fusil de la legión al hombro. Buenos golpes de bastón le valieron las carcajadas en el porche las noches de verano del pueblo. Que negro venia todo y que mal empezaba a saber el tabaco.

Y a TekaTeka:

Se incorporó de la silla dejando el ordenador encendido, no sabía que le estaba pasando aquella tarde, el mal sabor del tabaco, la ausencia de Mercedes, los recuerdos que se arremolinaban en su mente impasibles…

Abrió la ventana y se asomó al alfeizar, la luna llena brillaba con todo su esplendor en el cielo pese a lo temprano de la hora, una aureola la rodeaba por completo “mañana hará frío” sonrió al pensar en la sabiduría popular, que se estaba perdiendo en el laberinto de la ciudad; sin remedio, dejó vagar sus recuerdos otra vez en aquellos veranos pasados en el pueblo, situado en lo más septentrional de la meseta ibérica, donde había aprendido muchas cosas ya olvidadas, caducas para la mayoría, pertenecientes a otra vida, a otros tiempos, en los que las personas no eran solo pequeñas hormigas en una urbe de asfalto.

Se perdió en la ensoñación de aquella calurosa tarde con el Nete; ambos tomaban una Pepsi a la sombra de una gastada sombrilla en la plaza pasando el estío sin demasiado para gastar.

“Podríamos jugar al pinball” – Dijo Nete

“No tenemos dinero” Respondío él.

El Nete le miró con aquellos ojos burlones y le instó a que le siguiese.

Una vez metidos en el garaje el Nete cogió un pequeño cuadrado de metal, perteneciente a algún recorte de las planchas que había por allí y le conminó a que lo sujetase; fue a por un martillo y poco a poco lo fue redondeando hasta que obtuvo una forma parecida a una moneda. Sonrió malévolo y ambos fueron a probar si el invento funcionaba.

Lorenzo Mediano, escritor y médico zaragozano

Hace unos meses Lorenzo Mediano se puso en contacto conmigo. Estaba interesado en tener una página web para poder promocionar sus obras como escritor. Después de cambiarnos varios correos electrónicos, nos pusimos de acuerdo y nos conocimos un poco mejor.

Pasados varios meses desde el primer contacto, a finales de Septiembre terminé la web de Lorenzo Mediano, a la cual podéis acceder desde la dirección: http://www.LorenzoMediano.es/. He intentado respetar -al menos en gran medida- los estándares de desarrollo, consiguiendo -creo- una página clara, limpia y de fácil navegación.

En ella podéis consultar la (auto) biografía de Lorenzo, sus obras literarias así como una sección sobre el idioma universal llamado Esperanto.

Además, Lorenzo me envió varias de sus obras, de las cuales tengo pendientes: Donde duermen las aguas y Los Olvidados de Filipinas. He comenzado a leer La escarcha sobre los hombros y ya me he leído El secreto de la diosa un libro que ha alcanzado la categoría de Best Seller en el duro mercado literario.

Esta ha sido la novela que más tiempo y esfuerzo me ha costado escribir, y espero que nunca más vuelva a ocurrir me algo así.

Todo empezó en un curso de supervivencia. Allí volvíamos a la prehistoria en pocos días, y rehacíamos el camino de la humanidad. Te dabas cuenta, por propia experiencia, de cómo pensaban y sentían nuestros antepasados.

Esas son palabras del propio autor sobre El secreto de la diosa.

Y es que este hombre es toda una caja de sorpresas, ya que también ha escrito manuales de supervivencia en la naturaleza y ¡hasta en caso de guerra nuclear!: Supervivencia en una guerra nuclear.

Pero la cosa no queda ahí: obras sobre los Pirineos, la Prehistoria, novela histórica, supervivencia, medicina (libros técnicos sobre medicina), cuentos de amor imposible, humor y hasta una biografía de Leonardo da Vinci.

Siendo sincero, El secreto de la diosa es un libro que me ha gustado mucho, cargado de misterio, acción y con una trama llevada de una manera que no resulta pesado. Ya hablaré más detalladamente de esta obra

“Queda prohibido” no es de Neruda

Hoy al revisar los comentarios de mi blog, uno me ha llamado la atención en especial. El mismo se ha realizado en esta entrada y hace referencia a la autoría del poema. El comentario lo pueden ver aquí, pero se lo reproduzco a continuación:

Hola buenas tardes. Les envío este E-Mail en relación con un poema que tienen ustedes publicado en su página web, se titula Queda Prohibido y aparece atribuido a Pablo Neruda. Decirles que este poema pertenece a Alfredo Cuervo Barrero, lo tienen ustedes publicado en la página www.deusto.com desde hace algo más de tres años. Les estaría agradecido si me enviaran la fuente de la cual lo han sacado ya que por varias zonas de Internet aparece atribuido a Neruda.

Como prueba de mi autoría aquí les envío los siguientes puntos.

1º) El poema Queda Prohibido está inscrito en el registro de Propiedad Intelectual de Vizcaya a nombre de Alfredo Cuervo Barrero. Número de inscripción BI -13- 03.

2º) La fundación Pablo Neruda de Chile ha negado que este poema pertenezca al poeta, puede corroborarlo enviándoles un E-Mail en su página Web.

3º) Queda Prohibido fue publicado por primera vez en Internet el 23 de Julio de 2001 en la página deusto.com, un poco extraño que siendo un poema “ tan hermoso de Pablo Neruda?, como se ha comentado en ciertas páginas, no halla ni una sola Web con el poema publicado antes de dicha fecha.

De todas formas la poesía que circula en dichas páginas no es la original, sino una copia amputada de la misma. Aquí se la envío completa por si es de su agrado y desea publicarla en su página.
Sin más un saludo.

Alfredo Cuervo Barrero ( fredi@euskalnet.net)

Una vez hechas las comprobaciones pertinentes, tengo que rectificar y pido perdón a Alfredo por haber publicado su obra bajo otro nombre. Si quieren ver el poema original y completo, pueden hacerlo desde aquí: “Queda Prohibido” de Alfredo Cuervo Barrero

Queda prohibido

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero

Conexión Habana

Anoche, mientras realizaba búsquedas en Google, me encontré con un anuncio de Adwords que me llamó la atención (no recuerdo lo que ponía). El enlace me hizo llegar hasta un blog más o menos reciente:

Conexión La Habana

El blog se basa en una publicación escrita, “Conexión Habana“, un reportaje de investigación realizado por Santiago Botello (actualmente responsable de los programas “del corazón”) y Mauricio Angulo.

Leyendo algunas de las historias que han publicado en el blog, me he quedado enganchado, por lo que he decidido comprarme el libro, a ver cuando lo hago. Cito algunas partes del blog:

No sabemos con certeza a cuanto asciende el número de detenciones. Primero fue nuestro conductor, un policía jubilado a quien todos llamaban El Latas, luego Dun-Dun y más tarde Onliyú, una estudiante de historia hija de un viceministro del gobierno de Castro. Llevan más de mil días encerrados en Villa Marista, una de las cárceles más duras del mundo, acusados de narcotráfico. Más de tres años de torturas y condena por haber tenido alguna relación con los autores de un reportaje que dio la vuelta al mundo. No queríamos perjudicarlos. Ninguno sabía a qué nos dedicábamos y la mayoría de ellos no han visto un gramo de cocaína en su vida. Pero eso no importa. El buen nombre de Cuba había sido manchado y hacía falta un escarmiento para limpiarlo.

Cuando arrestaron a “El Latas? estaba velando el pequeño cuerpo de su hijo que había fallecido aquella misma tarde. Los funcionarios cubanos, mientras realizaba el registro, arrojaron al niño de su ataúd para comprobar que en él tampoco estaba lo que buscaban.

Otros, los más numerosos, dicen haber sido sometidos a la “tortura blanca?, que consiste en encender en la celda del detenido unos poderosos focos de luz cada vez que el preso intenta dormirse. El insomnio (unido a la luz cegadora, al calor, a la sed y al miedo) es un gran medio de tormento y no deja ninguna huella visible, ni siquiera motivos de denuncia si se presentase mañana mismo una improbable inspección. Pero aunque no deje marcas la “tortura blanca? duele y mucho. El alto voltaje de la luz se estrella contra los ojos, seca las membranas oculares y produce una sensación similar a la de un hierro al rojo vivo atravesándote las pupilas. La lengua se hincha por la falta de agua y pincha con mil púas, como un erizo, cada vez que intentas moverla para tragar una saliva que hace horas ya no tienes. Así, mientras los espasmos de glotis te rajan la garganta, hace falta ser muy duro para no terminar firmando lo que haga falta con tal de que alguien apague la luz de esa maldita lámpara.

Un solo pensamiento: espeluzanante.