Un fin de semana difícil de olvidar: Día 1: 12 de Mayo (II parte)

(… viene de la parte I)

Ya son las 22.48, me visto, me miro al espejo y cojo lo básico: cartera, tabaco, mechero y móvil. Cojo la tarjeta y salgo de la habitación, tomo el ascensor y llego a recepción. Allí veo a un tipo joven, de unos 30 y pico años, bajito, moreno, bien vestido. Al realizarle la “inspección ocular” se percata de mi presencia y me pregunta:

– ¿David?
– Si soy yo, ¿eres Raúl? -contesto
– Sí, sí, hola ¿qué tal?
– Bien gracias.
– Bueno, nos vamos, ¿te parece?
– Sí, claro.

Abandonamos el hotel y nos ponemos a caminar dirección la Plaza Cataluña. Me intereso y le pregunto:

– Oye perdona, ¿de dónde me habías dicho que eras, de Canal 47, no?
– No, no, de Canal Cuatro.
– Ah vale, vale.

Yo y mi empanada mental no fueron capaces en ese momento de asimilar lo que me había dicho, pensé que sería una cadena local o algo así y no del Canal Cuatro como claramente me había dicho, poco después me saltaría la chispa y me daría cuenta de ello. Vuelvo a preguntar:

– Bueno, ¿sabes ir al restaurante?.
– Ni idea macho, pero no es problema, cogemos un taxi. – me contesta despreocupadamente
– Ehhh.. vale. – afirmo

En plaza Cataluña no tardamos en enganchar a uno, Raúl le dice al conductor:

– Al restaurante Botafumeiro, por favor. – Y el taxi se puso en marcha.

Raúl me preguntó que le explicara “eso” que había ganado, yo se lo expliqué a nivel usuario novato, ya que me confesó no manejarse mucho con internet, le costaba entender el tema del posicionamiento, aunque poco a poco iba haciéndose a la idea. Continuamos hablando de otras cosas, hasta que me preguntó:

– ¿Te gusta el fútbol?
– Bueno… me gustaba más antes… hace años fui socio del Valladolid. Ahora veo algún partido de vez en cuando, los más importantes, pero tampoco hago mucho caso. Me parece más entretenido el baloncesto. ¿A ti te gusta?
– Sí, claro.
– ¿Qué eres, redactor en Cuatro? – vuelvo a preguntarle
– No, no, colaboro en un programa que se llama Maracaná – comenta Raúl sin hacerme mucho caso mientras mira por la ventanilla
– Ya hemos llegado, son cuatro con treinta – nos dice el taxista – Raúl paga y pide recibo.
– Coño!, ¿tú antes hacías lo que se llamaba “El día después” de Canal+?, ¿no?
– Sí, sí, efectivamente – me contesta más interesado
– Con Michael Robinson y el otro altote – le digo emocionado
– Sí, el “Lobo” Carrasco
– Sí, sí, ese

Tenía una mezcla de incredulidad y vergüenza, ya que normalmente veía ese programaba cuando era pequeño (me gustaba más el fútbol). Al bajar del taxi algunas personas a la puerta del restaurante saludaban a Raúl.

– ¿Les conoces? – le pregunté
– No.

Resulta que había compartido todo el trayecto con Raúl Ruiz (segundo por la derecha), ex-jugador del Numancia y colaborador de “El día después” programa reconvertido en Cuatro a “Maracaná 06” y no me había dado ni cuenta, lo que reafirma mi memoria pez con las caras de la gente, me disculpa un poco el echo de que no he llegado a ver Maracaná 06 (apenas unos minutos el primer o segundo día, pero es que Latre me resulta cansino) y hacía años que no le veía en la tele.

Entramos al Botafumeiro según su propia definición se trata de “Galicia en Catalunya”. Lleno a más no poder, un trasiego de comensales y camareros iban y venían de un lado a otro. Camino detrás de Raúl dirección la caja, situada al final de la barra donde también se sirve comida. En el trayecto, lento debido al tráfico, me voy fijando en la pared que esta rebosante de fotografías de gente importante y/o famosa: El Rey, Aznar, Zapatero… y montones de ministros, deportistas, empresarios y famosetes. Es más, Raúl me indicó una mesa, miré y le dije:

– ¿Quién es?
– Es Pocholo
– Anda la leche.

Sí, ahora que me había fijado era el famoso Pocholo, con su melena y su mochila, además estaba sentado con una rubia que estaba bastante buena que tenía pinta de ser francesa. Alta, rubia, ojos azules, labios y vestido rojo, sí , parecía de cine.

Después de esperar un buen rato, algo más de 20 minutos nos hicieron pasar a un reservado:

– Como son Españoles -nos decía el camarero- nos hemos tomado la libertad de situarles en un reservado para que puedan fumar y armar jaleo con tranquilidad.

Toma ya.

Entramos Raúl y yo y nos sentamos, al final de la mesa, una enfrente de otro. Raúl recibe otra llamada que le dice que vaya pidiendo, no recuerdo con exactitud lo que comimos, pero sí recuerdo que estaba todo buenísimo. Finalmente llegó el resto de la gente, con bastante retraso por culpa del vuelo.

El primero que se me presenta es Pepe Romero (Director de Comunicación de Vodafone España) y uno de los “culpables” de que estuviera allí (la otra “culpable” es Mamen Rodrigo integrante también del gabinete de comunicación de Vodafone España, a la que la agradezco todo esto una vez más y a la que espero poder conocer pronto, ya que ella no viajó a Barna). Pepe me presentó a Antonio Lorenzo (Jefe de sección de “La gaceta de los negocios“), Antonio Polo (Redactor de “ABC“), Baltasar Montaño (Redactor de “El Mundo“), Ignacio del Castillo (Jefe de sección de “Expansión“), Javi Montalvo (Redactor de “Expansión”) y a Ramón Muñoz (Redactor de “El País“). Me acuerdo ahora de los nombres, en ese momento solo recordaba el nombre de Raúl, de Pepe y de Antonio, que estaba a mi lado.

A partir de aquí buena comida y buen vino (también gallego) hicieron que las horas pasaran rápidamente: la ley de propiedad intelectual fue el plato fuerte de la comida, unos en contra y otros a favor de la distribución de contenidos discutíamos acaloradamente no sin perder el buen humor. También hubo una pequeña parte de buscadores, donde les contaba a todos el tema del microsano donde casi todos parecían bastante interesados (casi todos ellos trabajaban en sus medios en economía y/o nuevas tecnologías/telecomunicaciones).

La toma de contacto fue altamente satisfactoria, ninguno de los allí presentes habían ido a trabajar si no a disfrutar. Esa noche ya hablé con todos (con unos más que con otros) y ya iba definiendo mis prioridades: no todos me podían caer igual de bien, claro, aunque en general había muy buen ambiente. La cena terminó sobre las tres de la mañana, por lo que decidimos volver al hotel para descansar ya que debíamos madrugar al día siguiente. ¿He dicho todos?, no, todos no, Raúl nos acompañó hasta la plaza Catalunya (junto al hotel) y allí cogió un taxi dirección el puerto olímpico ya que había quedado con un amigo. Al día siguiente nos contaría que se arrepintió, que solo había guiris borrachos y un ambiente que no pintaba muy bien.

Llego a mi habitación, son las cuatro y pico de la mañana y tengo que levantarme a las siete. Estoy cansado, bastante, pero no tengo sueño, antes de meterme en la cama me conecto con el portátil a internet, reviso el correo, miro dos o tres páginas y cierro. Me fumo un cigarro en el balcón viendo como hasta a esas horas de la madrugada continúa pasando gente por la calle de enfrente. El tiempo pasa, son más o menos las cinco, sin ganas de dormir me acuesto en la cama, por necesidad, mañana será un día largo y necesito dormir algo, aunque sean solo dos horas…

This entry was posted in Blog, Personal. Bookmark the permalink.

8 Responses to Un fin de semana difícil de olvidar: Día 1: 12 de Mayo (II parte)

  1. Fran says:

    Mis posts favoritos de este blog, sin lugar a dudas :D

  2. ruben says:

    Vaya gusto tiene la gente, el Botafumeiro es de esos sitios que si pagas tu no vuelves más :P

  3. Spacebom says:

    Gracias Fran.

    Tiene pinta de ello Rubén, afortunadamente yo no pagaba :).

  4. Tolito says:

    Joer, pero yo cuando estuve en Barcelona no me codee con gente de la alta sociedad, ni fui a comer a esos lugares tan ostentosos…como se nota donde hay clase…:P

    Un saludo!

  5. Javi H says:

    Wow! pedazo fin de semana que te marcaste, menudo lujo. Así de golpe me he enterado de que tú fuiste el ganador del famoso concurso, pues enhorabuena, estoy orgullosisimo de que esté en territorio pucelano :D

    Raúl me caia simpático en el día después con sus reportajes curiosos, aún de cuando en cuando le escucho en el larguero y sigue siendo genial!

    Yo también soy más de basket, aunque este año solo he estado en tres partidos (granada-> perdimos; fuenla-> perdimos; y breogan->ganamos y nos salvamos!!!) a ver qué tal ahora sin patrocinador, aunque lalo ahí me esperanza.

  6. emili says:

    Muy bueno el post :D

    La proxima vez que te pases por barna dime algo!

  7. Fere says:

    Hola majo!!
    Cómo va eso??
    Joder macho, un fin de semana para no olvidar, ¡qué monstruo! Ya con el próximo concurso te harán socio honorífico del Manchester United… te iba a pedir que le dieras una colleja a Beckham de mi parte, pero ya no está allí (en fin).
    Pues nada, sigue triunfando y a ver si algún día puedes decirle, con unas palmaditas en la espalda, a ZP que es un zoquete, como el del bigote.

  8. Curioso says:

    ¿Y el resto del fin de semana?

    Curioso

Comments are closed.