Son tantas cosas

Son tantas cosas las que te pueden ocurrir en unos meses que resulta altamente complicado contarlas todas, como las pienso que me gustaría contarlas. Cuando miro la portada de mi blog veo que la fecha de la última anotación, esa con un mensaje estilo “hasta luego” es de la primera decena de junio, es decir, más de tres meses respecto a esta.

En el terrero personal las cosas no han cambiado, ya que antes me iba bien y afortunadamente, ahora también, tengo familia, amigos y personas que me quieren, no muchos, pero los suficientes para ser feliz.

En el campo profesional he vivivo varias situaciones las cuales me han (y me están) aportando muchísima experiencia (pero esa que tienes en la cabeza, en el alma, no solo la de apuntar en el WC, perdón, CV). He trabajado unos meses para Xasa Networks S.L desplazándome, emancipándome e independizando para ello en Burgos; he asesorado (¿o debería decir conocido?) a uno de los mayores grupos editoriales del país y también, recientemente, a un grupo inmobiliario y del hogar con alta presencia en España y en Europa. También continúo diseñando la web de Lorenzo Mediano: médico y escritor zaragozano, que verá la luz dentro de poco. Amén de esto, otros proyectos y contactos (con intención de negocio) personales parecen ir tomando forma y fuerza, lo que me llena de alegría y sobre todo y muy importante, de ganas. Todo ello te hace madurar, aprender y reflexionar. Todo, todo ayuda.

Ganas, ambición, deseo: es la clave. Aunque imprescindibles deben ir cargados con altas dosis de trabajo, paciencia, dedicación incluso sufrimiento. Prefiero trabajar en la sombra, tranquilo, sin que nadie me moleste, sin aparecer en listas de influyentes, sin crear burbujas, sin vender utopías, futuro o humo. Ha llegado el momento de luchar por lo que se quiere, por tomar una vía y recorrerla hasta el final, o hasta que me canse.

Esta anotación no significa que ahora de nuevo, vaya a escribir a diario en este blog (es mas una declaración de intenciones), casi nunca lo he hecho y no lo voy a hacer ahora. Como ya he narrado en otras ocasiones, no voy a escribir por estar actualizado, en la cresta, ni por subir posiciones en los tops, voy a escribir cuando tenga algo que decir… lo que pasa es que tengo mucho que decir, aunque no le interese a nadie, siento esa necesidad de expresarlo. Sin duda el mayor problema y la parte más complicada es la de trasvasar esos pensamientos del cerebro al papel: redactar lo que piensa mi cerebro me resulta difícil. Y es que ya no son una ni dos las veces que he redactado artículos de varias páginas y no he sido capaz de publicarlos, ¿el motivo?, ni yo lo se.

Pero tengo que mirarlo por el lado bueno: no se sobre qué escribir (o mejor dicho, como escribirlo), pero sí creo saber sobre lo que no voy a escribir: no quiero seguir el hilo ni la rutina, no quiero hablar de lo que habla todo el mundo, ni de la comunidad, ni de los premios que gana no se quién, no quiero elaborar listas de personas para señalarlas, para llamarlas a la atención. No, no, no. Estoy viendo cosas, en varios lugares que me corroen las entrañas, que me dan ganas de decir: ¡pero que clase de mierda es esa!, ¡no se puede tener tanta jeta ni ser tan cutre!, pero no lo haré, al menos, por el momento…

He estado un par de meses (este verano) desenganchado de la actualidad de la comunidad de blogs española, y cuando he dado un vistazo rápido me he encontrado con la mierda de siempre (en líneas generales): una gran orgía (sí, orgía ya que gozan) con los pornstars de siempre como protagonistas, una orgía que cada vez que se repite es más lujuriosa y exclusiva, más banal y estúpida. Como ya he dicho (aunque haya soltado algunas difuminadas pistas) no quiero personalizar ni apuntar a nadie, no voy a entrar en ese juego de prestidigitación, ilusionismo y fuegos artificiales. Prefiero obviarlos, actuar como si no existieran: cuánto más nos obsesionamos con nuestra imagen respeto a otros somos menos capaces de mostrarnos como realmente somos. Creamos para aparentar y no para ayudar, expresar o dignificar.

Ahora, gracias a mi familia, mis allegados y mis cibernéticos amigos ha llegado el momento de despegar en todos los aspectos. Voy a trabajar duro, sin perder la diversión sin la cual no sería capaz de vivir, para conseguir lo que persigo: sentirme a gusto con mis proyectos y rentabilizarlos como se merecen, crecer profesionalmente, formarme académicamente y sobre todo: aprender a vivir en armonía entre los peligros y las bondades de la vida.

Un saludo a los lectores y un abrazo a los colegas.
David.

Esta vez espero atreverme a publicar.

This entry was posted in Blog, Personal. Bookmark the permalink.

11 Responses to Son tantas cosas

  1. Pedro says:

    Estoy de acuerdo contigo. El rollo que se traen muchos blogs apestan no hacen mas que comerse la polla unos a otros. Con sus listas, sus paridas yo digo lo maravilloso que tu eres y tu haces lo mismo conmigo. Hago x parida para que todos hablen de mi y me linken y suba mi ranking.

    El problema como dices es que viven en su burbuja y no se dan cuenta de la pena que dan. Por mucho que salga gente que les quiera explotar la burbuja ellos dicen que tienes envidia.

  2. javi says:

    Pues enhorabuena majo, a ver si encuentas algo de lo que hablar.
    Casualmente esta tarde me pasaba por tu blog a ver que había cambiado… y nada, pero al rato mi bloglines te ha puesto un (1).
    Suerte!

  3. Spacebom says:

    Gracias Pedro ;)

    Sí Javi, es otra de las cosas difíciles: encontrar algo de lo que hablar (y luego escribirlo, claro). Gracias!

  4. Debes escribir lo que tú quieras, y seguro que tienes mil cosas para contarnos. Pero no nos tengas en cuenta; nosotros los lectores somos el complemento, lo que cuenta es la acción. Pásatelo muy bien escribiendo, el entorno es puro cartón-piedra.
    Vuelvo otro día.

  5. Malkav says:

    Bienvenido a “casa” :P

  6. sarda says:

    Me alegra ver cosas nuevas en el blog.

    Animo, los cambios son buenos ;-)

  7. cocososo says:

    Toy contento de volver a saber de ti. Se acostumbra uno mal y luego se te echa de menos. Son las cosas del querer.

  8. Spacebom says:

    Joe tio, y yo, aunque no lo parezca yo también os añoro chicos. Habrá que ir pensando algo para no perder el contacto los usuarios de Forobuscadores, cuando finalemente se venda, ¿no crees?. Aunque sea de manera informal (bueno, nunca hubo una manera formal)

  9. cocososo says:

    En el libro ‘La voz de los muertos’ aparece un ser incorporeo que vive en el ansible. Nosotros tambien :-) vivimos en internet.

  10. Jota says:

    He visto que habias agregado tu blog a top.blogs.es… y me he dicho… ¿ha vuelto? Y si… es así. Volveré a leerte.

    Bienvenido.

    Saludos,
    Jota.

  11. Fere says:

    ¡Bienvenido de nuevo, tío! Llevaba tiempo queriendo leer esto.

Comments are closed.