Siempre hay algo que escribir

En las últimas semanas el ritmo de actualización de este blog ha descendido notablemente y eso se debe a diversas y variadas razones. Por un lado la acusada falta de tiempo, debido a mi reciente incorporación al mundo laboral así como por la dedicación necesaria a mis propios proyectos, estudios y vida en general han provocado la reducción de tiempo para elaborar artículos.

Sin duda podría publicar más de cinco entradas por día, siempre y cuando se trate de un copy&paste de las novedades del día con un par de frases estilo ¡guay!, que bueno, gracias a ese tipo de entradas sobreviven más del 90% (quizás me quede corto) de la llamada blogosfera (un término bastante cutre a mi parecer), en donde la gente es más feliz poniendole enlaces diarios a los blogstars que creando sus propios contenidos, son más spammers desde la inocencia que verdaderos blogguers.

No me interpreten mal. Yo mismo he pecado y seguramente lo volveré a hacer en repetidas ocasiones, y sí, es evidente que si esos blogstars reciben enlaces diarios es (en la mayoría de los casos, pero esto es otro tema) gracias a su curro diario, publicando nuevos contenidos de interés. Es más, enlazar a otro blog, página, portal o servicio es una manera de recompensar su esfuerzo, de dignificarlo, de apoyarlo, de darle un voto (un enlace = un voto).

Sin embargo muchos tienden a cegarse en su camino por mantener un blog, en donde no leer a los top ten es algo imperdonable, necesitas leerlos, necesitas enlazar sus contenidos a diario, necesitas tenerlo enlazado en el malamente llamado blogroll. Porque claro, tienes que cumplir esos decálogos proclamados a los cuatro vientos por los autoproclamados gurús de la blogosfera, y es que no hay nada peor que escribir por cierto sentimiento de culpabilidad (por no actualizar y seguir los cánones) que por ganas de expresarse o por el placer de hacerlo.

Es mucho más divertido escribir algo nuevo, propio, tanto en contenido como en estilo y buscar el efecto contrario: que los demás te enlacen a tí, pero cuidado, esta tarea es mucho más complicada de lo que parece. Cuanto menos popular seas más calidad y cantidad necesitarás (o eso o tener amigos muy influyentes), regla igualmente aplicable al grado de peloteo que ejerzas sobre los gurús.

La moraleja de esta historieta es que cada persona tenga claro el objetivo de su blog, que antes de publicar diez enlaces de peloteo se esfuerce en crear su propia opinión al respecto (aunque se base en un tema ya tratado), aunque difiera de la de su blogstar favorito. Debe escribirse cuando se tengan ganas de expresar algo, de contar algo o de ayudar con algo, lo más importante es aportar cosas nuevas y no reivindicar la opinión de otros. Si leen blogs ingleses, verán que las cosas cambian mucho respecto a los hispanos, los contenidos son menos pastelosos y egocéntricos, no se busca el reconocimiento del “supremo”, se busca el de la propia audiencia en la mayoría de los casos.

Otra cosa es cuando ya has logrado alcanzar la categoría de “blogstar”, “supremo” o “puto amo de la red de redes”, es entonces cuando ya no importa los contenidos que escribas o dejes de escribir, sean buenos o malos, sean propios o copiados, sean de actualidad o más viejos que la misa, ya se sabe “cría fama y échate a dormir” como dice el refrán. ¿No me creen?, pues miren los chicos de FayerWayer, como una “noticia” de hace más de un año les vale lo mismo para un roto que para un descosido, la clave está en la descripción que se le de a la noticia, sin realizar indicaciones temporales (¿quién habló de actualidad en los blogs?):

Para promocionar y poner a prueba su nuevos vidrio de seguridad, la empresa 3M colocó este anuncio en la calle que parecía estar lleno de dinero, aunque en la realidad sólo los billetes de arriba eran verdaderos. La idea es que la gente tratará de romper el anuncio a patadas.

Pero no importa, es FayerWayer.

Y es que uno cuando en su ejercicio rutinario matinal revisa su lector de feeds se le adormece la mente viendo la misma basura, en la gran mayoría de casos, excepto honrosas excepciones, como por ejemplo el artículo Hazte un puto blog de ArchEnemy, en el cual dice verdades como puños, al estilo:

No hace falta que escribas todos los dias (he aqui la prueba viviente de ello). Si ves que no es lo tuyo, siempre puedes olvidarte de el. Hazte un puto blog.

No vale la excusa de “no tengo nada que contar”. Siempre se tiene algo que contar. Otro asunto es que te apetezca o no te apetezca. Un blog no exige dedicación. Un blog puede ser un estupendo desagüe para las frustraciones del dia a dia. No hace falta ser una estrella del rock para escribir como te va dos o tres veces por semana. Hazte un puto blog.

Al contrario de lo que mucha gente que se cree tan importante e inteligente como yo a veces, cada blog que se crea no hace que la red se vuelva más mediocre, ni disminuye la proporción señal/ruido, ni nada de eso. Hazte un puto blog.

Con esto acabo este artículo sobre metablogs, que por el momento no se me ocurre que escribir a los lectores.

This entry was posted in Blog, Blogocosa, Internet, Personal. Bookmark the permalink.

8 Responses to Siempre hay algo que escribir

  1. Arkangel says:

    Está claro que el que tiene más mérito a título individual es el que crea contenidos habitualmente, no el que se limita a enlazar y enlazar. Pero, y esto es importante, no podemos olvidar que la blogocosa es distinta a otras cosas que ha habido antes precisamente por la parte de red social que tiene. Es el “poder” de la blogosfera, si se quiere entender así, el “tus lectores no son mis lectores” (pero termianarán enterándose de algo que yo digo, si realmente merece la pena).

    No se si se ve por donde voy, es muy temprano y ayer había fiesta en Graná :)

  2. Fran says:

    Sensacional ;)

  3. Pingback: Desinformados » Falsos gurús y la escasa importancia de la egosfera

  4. pppppppppp says:

    ññññññññññññññññ

  5. Spacebom says:

    Buena opinión :)

  6. Pingback: Spacebom Blog » Descanso temporal indefinido

  7. yo quisiera casarme con mi chica favorita en el futuro.

  8. Shapoc says:

    Pues estoy absolutamente de acuerdo con la opinión de fondo de tu artículo, he encontrado esta página al intentar buscar en google mi sencilla web personal (de reciente creación), he visto la descripción que se hace de esta página y me ha intrigado positivamente; soy profano en estas historias de blogosferas y otras hierbas, pero el planteamiento de blogs o páginas de estos estilos debería ser el de escribir por el mero hecho de sentirse realizado al hacerlo sea por la cuestión y el motivo que sea, y si además otros lo leen y resulta ser interesante de algun modo, pues mucho mejor.
    No creo que se deba escribir algo con obligatoriedad temporal…aunque está bien pensar de vez en cuando que hay que escribir algo… y alguna vez hacerlo.

Comments are closed.